Todos de pequeños soñamos con lo que queríamos ser de mayor, la profesión a la que queríamos dedicar nuestro tiempo laboral. Policía, maestro de escuela, veterinario o ingeniero o empresario son sólo algunas de las cosas con las que nuestra pequeña mente infantil aspiraba a llegar ser. Muchas de estas aspiraciones no dejaban de ser un fiel reflejo, bien de las profesiones de nuestros padres, o de lo que nos transmitían e inculcaban.

Hoy queremos hacerte reflexionar.

 ¿Cuál era tu mayor sueño cuando eras niño?

¿Qué hubiese pasado si lo hubieses intentado? ¿Qué hubiera pasado si hoy fueras como soñabas ser?

 

Aquí hay dos posibles respuestas. La primera posibilidad es que te hayas convertido en lo que realmente querías cuando eras pequeño. Si es así, ¡Enhorabuena!. De seguro no ha sido un camino fácil y te habrá costado tu esfuerzo, tiempo y dedicación llegar hasta donde estás ahora. La segunda posibilidad es que ahora estes pensando realmente, cómo sería tu vida si hubieras llegado a ser médico, o si aquel proyecto que empezaste con tu amigo de la universidad hubiera seguido adelante, por ejemplo.

En ambos casos, el camino a recorrer no es nada fácil. Uno empieza con una maleta de sueños e ilusiones, que poco a poco va llenando de experiencias reales, algunas son éxitos, otras son fracasos y se da cuenta de que nadie te enseña a recorrer ese camino. No hay colegio, instituto, universidad o master que te enseñe a recorrer ese camino profesional y, ni mucho menos, ha llegar al final del camino.

¡Hasta ahora!

 

En Epickids creemos firmemente en una educación diferente y por eso nuestros kids reciben una formación orientada a crear y dirigir sus propios proyectos profesionales, aprenden a validar su proyecto y si no funciona, pivotar hacía otro lado y seguir adelante. Les enseñamos a no conformarse con ser cualquiera, sino la mejor versión de sí mismos. Les enseñamos a recorrer el camino.

Si le enseñas a un niño que no puede subir un escalón porque se va a caer, no lo subirá por miedo a caerse. Pero si le enseñas a intentar subir el escalón y que si se cae, tiene que levantarse de nuevo y seguir intentándolo, aprenderá a subir escaleras y llegar hasta arriba.

Una formación cuyo objetivo no es que aprendan matemáticas, física, música o inglés (que está muy bien y no decimos, en ningún momento, que no sea necesario aprender todo eso…), sino que aprendan a emprender, a darle forma a esa idea que tienen en la cabeza y crear un proyecto a partir de esa idea. A analizar y hacer crecer el proyecto hasta los límites necesarios y para ello, les enseñamos las herramientas necesarias, como pueden ser el desarrollo de startups, estudio de mercado, educación financiera, marketing online, ecommerce, valores empresariales y mucho más.

 

Y ahora te hago otra pregunta: ¿Quieres ayudar a tu hijo a cumplir sus sueños?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies